Exgobernador de Caquetá Álvaro Pacheco pide sometimiento en la JEP

Álvaro Pacheco Álvarez, quien renunció al cargo de gobernador de Caquetá tras ser condenado en el mes de junio de 2019 por la Corte Suprema de Justicia por ser autor, según juicio penal, del delito de concierto para delinquir agravado, ahora pide voluntariamente su sometimiento en la Jurisdicción Especial para la paz, en donde podría tener otro tipo de sentencia a cambio de que cuente la verdad sobre relaciones con los grupos paramilitares.

Según se advierte en las actuaciones del proceso penal, las cuales pueden ser consultadas en la página web de la rama judicial, el exgobernador hizo llegar al despacho del Magistrado Jaime Moreno Acero, manifestación voluntaria de sometimiento a la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, el pasado 29 de agosto de 2019.

La JEP recibe permanentemente solicitudes de sometimiento, las cuales son evaluadas por las diferentes salas que componen ese tribunal de paz. Luego de hacer un proceso de verificación (Listas de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, y procesos en la Fiscalía General y otros tribunales) se toma la decisión de admitir o no admitir a la persona que pide su sometimiento a la Jurisdicción.

Pacheco Álvarez tiene que cumplir con los siguientes requisitos para que su proceso pase a ser competencia del tribunal de paz. Estos son: que los hechos que se le endilgan hayan ocurrido con anterioridad al 1 de diciembre del 2016, fecha en que se firmó el Acuerdo de Paz con las Farc; que exista la voluntad del implicado de someterse a la JEP y que haya sido un agente de Estado, lo cual quedaría acreditado con su condición de exalcalde de Florencia; que los hechos tengan relación con el conflicto armado, lo cual quedaría acreditado teniendo en cuenta que el escenario del delito por el que lo condenaron tiene que ver con relaciones con los paramilitares y, finalmente, la JEP pide que se firme un acta de compromiso y que se presente en ella una solicitud de sometimiento, la cual implica una obligación integral, irreversible e irrestricta de contribuir a la verdad, a la reparación y a la no repetición de los delitos que se cometieron durante el conflicto armado.

Pacheco Álvarez fue condenado por la jurisdicción ordinaria a siete años y medio de cárcel y a pagar una multa de 6.500 salarios mínimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *