Caquetá ‘desuribiza’ su política

Los resultados electorales del Caquetá dan cuenta de un reencauche de los partidos tradicionales sin acuerdos con el uribismo. Un conservatismo reivindicado gana la gobernación y un partido verde que hizo acuerdos con todos los sectores logró quitarle la joya de la corona al uribismo.

Óscar Neira

En el Caquetá, los resultados de las elecciones a la gobernación mostraron un hecho político: se pasó de un uribismo rancio a un tradicionalismo político que tenía aspiraciones en el partido de Uribe.

El electo gobernador de Caquetá buscó el aval del centro democrático para las elecciones que finalmente ganó como aspirante por el partido conservador. Luego de la realización de una encuesta muy cuestionada, el partido del expresidente Álvaro Uribe escogió a James Urrego Carvajal como su candidato. Esto reventó al uribismo en el Caquetá y definió el tarjetón. Arnulfo Gasca Trujillo y Luis Francisco Ruiz Aguilar, los otros dos que participaron de la encuesta uribista, se unieron y el primero logró el aval del conservatismo. Aunque algunos integrantes conservadores se quedaron con el centro democrático, la desbandada conservadora volvió a juntarse, renegando del uribismo, lo cual atrajo a sectores alternativos que decidieron irse con el candidato conservador, unos de manera pública y otros desde la sombra.

Gasca Trujillo salió electo al final con 66.050 votos, el 42.99% de los votantes. El segundo fue César Augusto Torres Ríos, del partido liberal, con 38.812 votos, el 25.26% de la votación. El tercero fue James Urrego Carvajal, candidato del centro democrático, con 23.765 votos, el 15.46 %. El último lugar fue para Jorge Hernán Camacho, candidato de Colombia Justa y Libres, con 12.017 votos, un 7.82 %.

Con estos resultados, el proyecto originario del centro democrático en el Caquetá, que comenzó a fortalecerse a partir de la alcaldía de Florencia 2016-2019 –ganada por ellos en pleno furor uribista–, tendrá un duro revés. La clase política tradicional caqueteña, que se había acercado en el partido de Uribe para aprovechar su teflón, se rebeló y con el toldo aparte y sin el teflón de Uribe, afectado por su situación judicial y por la mala imagen del gobierno de Duque, tendrán de nuevo poder y burocracia.

La pregunta que implica al centro democrático en medio de esta coyuntura política, es: ¿sin poder y burocracia mantendrán lo que les queda, la representación en la cámara de representantes?

La joya de la corona

En Florencia ganó Luis Antonio Ruiz Ciceri, del partido verde, con 23.319 votos, un 34.71 %. El segundo fue Héctor Mauricio Cuéllar, del centro democrático, con 20.476 votos, el 30.47 %. El tercero fue José Delby Vargas, con 10.773 votos, el 16.03 %. El último lugar fue para Juan Pablo Duque, candidato por una alianza entre los partidos conservador, liberal, cambio radical, de la U, con 6.826 votos, el 10.16 %.

Con estos resultados, es claro que el uribismo perdió en el Caquetá la joya de la corona. Desde la alcaldía de Florencia, el centro democrático había logrado apuntalar su estrategia de copamiento de los espacios políticos del departamento. Lograron, por ejemplo, ganar una de las representaciones a la cámara baja, con Edwin Valdés, un personaje que reencaucharon porque estaba perdido del panorama político en el departamento. Su proyecto de la gobernación, como se planteó, ha fallado y la continuidad en la alcaldía de Florencia también. Una administración cuestionada por la sombra de la corrupción y por decisiones impopulares que afectaron los intereses de los ciudadanos, fue castigada en las urnas. También es importante considerar las alianzas políticas explícitas y no explícitas. El partido verde contó con el apoyo de diversos sectores de izquierda, centro y derecha. Se habla además de apoyos de Gasca Trujillo a Ruiz Ciceri, que también lo habrían empujado en su victoria.

En San Vicente del Caguán, el centro democrático también perdió la alcaldía. Julián Alfredo Perdomo Losada, de una coalición de partidos tradicionales no uribistas ni conservadores, ganó con 9.665 votos, un 58.60%. Otro golpe electoral para el uribismo que también desde el segundo municipio más importante del Caquetá ha apuntalado su estrategia de copamiento político en el departamento.

Otro es el análisis a partir de los resultados de los concejos y la asamblea departamental, en donde el fenómeno de regreso a una política tradicional no uribizada se ha manifestado también, con el partido conservador como el ganador de la jornada.

 

 

 

One thought on “Caquetá ‘desuribiza’ su política

  1. Quiero hacer unas aclaraciones a este artículo:
    1. Arnulfo Gasca Trujillo si bien es cierto, solicito el aval de CD por instrucción del entonces presidente de Directorio Nacional Conservador, no participo en la encuesta de Centro Democratico, solo lo hicieron Luis Francisco Ruiz y James Urrego.
    2. Luis Francisco Ruiz se une a Arnulfo Gasca Trujillo después del resultado de la encuesta de CD
    3. La votación para Arnulfo Gasca Trujillo fue de 66.272

Comments are closed.